×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La eliminación del tope máximo de las cotizaciones sociales supondría incrementar aproximadamente un 25% los costes laborales de los trabajadores que ahora ganan más de 45.000 euros anuales,

que es el nivel salarial en el que está fijado hoy la base máxima de cotización (3.751 euros al mes). Esta medida es una de las que quiere adoptar el Gobierno para aumentar los ingresos de la Seguridad Social y supondría que los tipos de cotización por contingencias comunes (del 28,30%) que pagan empresarios y trabajadores se aplicarían también a la parte del salario que superase los 45.000 euros anuales, ahora exento de cotización. Este incremento de los costes empresariales ha llevado a los líderes de las patronales CEOE y Cepyme a rechazar tajantemente la medida.