×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La decisión de mantener la revalorización de las pensiones vinculada con el IPC supondrá en los próximos meses un fuerte incremento de la factura mensual de pensiones

por la subida que el Gobierno llevará a cabo en enero del próximo año. Según las estimaciones de los organismos oficiales, el IPC medio del conjunto de 2021 se situará entre el 1,6% y el 2%. Este será el incremento de las pagas que deberá llevar a cabo el Ejecutivo y supondrá la subida más cara de la última década, entre los 2.000 y los 2.500 millones de euros. Está por ver el reflejo que pueda tener el inicio del próximo año y por las decisiones adoptadas sobre la revalorización, la desviación ya confirmada para la subida efectuada este año. Es decir, el Gobierno elevó para 2021 un 0,9% las pensiones con carácter general. Sin embargo, parece evidente que el comportamiento de los precios registrará un repunte notablemente superior, al menos de ese 1,6% mencionado anteriormente.