×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La crisis del covid-19 está empezando a tener cierto impacto sobre el mercado inmobiliario.

El parón del confinamiento, la fuerte recesión económica y la incertidumbre están alterando las decisiones de inquilinos y compradores, lo que a su vez acabará modificando los precios. "La actual situación de bajada de demanda de alquiler va a empujar a los precios del alquiler a la baja y lo va a hacer de una manera más rápida de lo esperado, aunque no será igual en todo el país. También hay que recordar que a nivel interanual en septiembre el precio en España ha crecido un 12% y aunque zonas como Madrid y Barcelona ya caigan hay otras zonas que aún suben con fuerza. En los mercados que ya está cayendo el precio diagnosticamos que seguirán cayendo en 2020 y 2021 y es posible que en ciudades como Madrid o Barcelona veamos bajadas del precio de dos dígitos, cercanas al -15%.