×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La Agencia Tributaria ha solicitado la colaboración de notarios y registradores

para acelerar el cribado de empresas vivas y prevenir así que el ingente cementerio empresarial sirva para ocultar entramados societarios, actividades no declaradas, fraudes u operaciones de blanqueo de capitales, entre otros potenciales delitos. En este ejercicio lo que hay es una voluntad de introducir por vía legislativa medidas para evitar que esas empresas que no tienen actividad sigan operando”. Hay unos tres millones de sociedades en el Registro Mercantil pero solo 1,3 millones presentan anualmente sus cuentas por lo que se trabaja en revocar el NIF de aquellas que no cumplan su obligación puntualmente. “La reforma en relación con la función notarial va en tres líneas”.