×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Inspecciones de la Agencia Tributaria por videoconferencia.

Entre los asesores fiscales y expertos académicos hay opiniones enfrentadas sobre esta medida. Muchos aprueban esta nueva herramienta. Lo ven como un gran avance para el contribuyente porque, en apariencia, nace como una norma voluntaria al exigirse su consentimiento. Además, subrayan que estas medidas fomentan el comportamiento fiscal correcto. Otros, por el contrario, critican que beneficia sobremanera a la Agencia Tributaria. A su juicio, creen que es una "deriva peligrosa" porque convierte un procedimiento de investigación de 18 meses en un procedimiento de gestión. "Te cargan con la obligación de aportar la documentación desde el primer momento y te empiezan a enviar requerimientos diciendo que si no aportas la información te pueden abrir un expediente por obstrucción".