×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Incapacidad permanente total por presentar un claro síndrome de "burnout"

Más conocido como el síndrome de estar quemado. El juzgado de lo social 10 de Las Palmas ha estimado la demanda de una matrona de 40 años contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y ha decidido reconocerle. Por otro lado, añade el texto emitido, también ha quedado demostrado para el tribunal que la profesional contaba con "un agotamiento progresivo, en gran medida derivado de su estrés y de sus trastornos de sueño, con visión pesimista frente a la posibilidad de poder continuar en su actual entorno y de sentirse incomprendida, incremento de los problemas en su entorno inmediato, que afectaban de forma notable a sus relaciones interpersonales y vida familiar".