×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Gestha ha afirmado que se excluye de la deducción de 1.200 euros en el IRPF conocida como 'cheque familia' a algunos padres y madres separados o divorciados (en la mayoría de los casos a ellas) y a parados sin prestación.

Desde Gestha indicaron que en la práctica totalidad de las sentencias judiciales que atribuyen en exclusiva la guarda y custodia al padre o a la madre se establece la obligación de pago por alimentos por parte del otro progenitor. Ello supone, agregaron, que los padres o madres divorciados en casi ningún caso tendrán derecho a la ayuda, incluso aunque no estén cobrando las anualidades por alimentos por impago del otro progenitor, ya que simplemente por tener derecho a percibirlas no podrán gozar de la deducción. Por otra parte, las personas sin ingresos y las desempleadas que hayan agotado todas las prestaciones están excluidas de estas ayudas fiscales por familia numerosa o discapacidad, lo cual, es un "contrasentido, ya que no se favorece a quienes más las necesitan.