×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

En apenas una década, en España se ha pasado de 18.900 renuncias a herencias de familiares o allegados en un año, a cerca de 45.000 renuncias, según los datos obtenidos del Consejo General del Notariado.

El aumento supone un 141,6% más en diez años, y un 204% en los últimos 14 años. En España, explica Stop Sucesiones, existe otro problema sobrevenido, y es que nos encontramos con tasaciones de bienes que están fuera de la realidad, y que se mueven en los tiempos del boom inmobiliario. Además, la crisis económica, agravada con el Covid, dificulta que los bancos ofrezcan avales a quienes con una herencia quieren saldar el pago de los impuestos.