×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) anunció ayer que estudiará un asunto español sobre el uso de cámaras de videovigilancia en el trabajo.

El Tribunal analizará si los empresarios pueden vigilar a los trabajadores sin que ellos sepan que están siendo grabados. Estrasburgo acepta así el recurso del abogado del Estado de España, tras la sentencia del TEDH en la que condenó al país por permitir los tribunales un despido de unas cajeras que habían sido sorprendidas robando a través de una videovigilancia que no se les comunicó. El TEDH invocó en ese fallo el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos.