×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El precio de la vivienda del alquiler se incrementó un 8,8% durante el primer trimestre de 2018,

según el informe de evolución de precios realizado por el portal inmobiliario Idealista. Una situación que dificulta el acceso a la vivienda en muchas ciudades, ante la incapacidad para encontrar vivienda digna a precios razonables. Sin embargo, esta subida no ha afectado a Madrid ni a Barcelona, lo que según el estudio indica que los precios en estas ciudades habrían alcanzado su techo. Sin duda, el auge del alquiler turístico es uno de los factores que ha contribuido enormemente a distanciar la oferta de la demanda. "Los expertos aseguran que mientras con una vivienda en alquiler un propietario puede ingresar 1.000 euros al mes, con el alquiler turístico puede alcanzar hasta 4.000 euros. Las altas rentabilidades que se obtienen en este mercado del alquiler paralelo son muy atractivas para los propietarios, pero "detraen mucho producto del mercado residencial y lo peor de todo es que este problema se está dando cada vez en más ciudades, no solo en Madrid y Barcelona".