×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha rechazado este lunes "imponer" un control de precios del alquiler en la futura Ley de Vivienda,

confirmando de nuevo la gran brecha que separa a los dos socios de Gobierno en materia de vivienda, principalmente en lo que atañe a las posibles fórmulas para movilizar inmuebles hacia el arrendamiento asequible. Ábalos ha argumentado que prefiere optar por otras fórmulas como los incentivos fiscales. El propio ministro ha señalado que hay alternativas, "y en eso estamos trabajando", para "sacar viviendas al mercado y hacerlo a precios asequibles a través de incentivos". Los más recurrentes, ha añadido Ábalos, suelen ser los fiscales, "pero también puede haber otras medidas".