×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El indicador adelantado del IPC, sitúa su variación anual en el –0,7% en abril

Siete décimas por debajo de la registrada en marzo, influido en su mayor parte por el descenso de los precios de los carburantes y combustibles, frente a la subida registrada en 2019. Por su parte, el IPCA disminuye su tasa anual siete décimas y la sitúa en el –0,6%. La declaración del estado de alarma ha provocado una situación inédita en la producción del IPC del mes de abril, ya que es la primera vez que una parte considerable de los bienes y servicios de consumo no están disponibles para su adquisición, o solo lo están a través de la web. A esto hay que añadir que la recogida de los precios se ha tenido que realizar íntegramente por métodos telemáticos.