×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Gobierno frena, por ahora, el alza fiscal en el Impuesto sobre Sociedades y en el IRPF a rentas altas.

Según fuentes cercanas a la negociación de los nuevos Presupuestos, el Ejecutivo está dispuesto a paralizar esta subida impositiva tras las consecuencias económicas generadas por la pandemia del coronavirus Covid-19. El Gobierno quiere así asegurar unos Presupuestos para el siguiente ejercicio, en la línea con lo exigido por la Unión Europea. Las previsiones del Gobierno son incluirlas en los Presupuestos de 2022 y las medidas más ambiciosas se pospondrán para los de 2023. Los fiscalistas proponen una batería de medidas entre las que destaca una deducción extraordinaria en el Impuesto sobre Sociedades de hasta el 60% de la cuota del Impuesto sobre Sociedades de 2019 para las empresas que acrediten una reducción sustancial de su actividad o rendimientos y un tipo superreducido del 4% para el IVA de determinados servicios turísticos, el transporte y la hostelería.