×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El esperado pasaporte de vacunación empieza a tomar forma.

La Comisión Europea presentó ayer su propuesta de este documento que incluye nombre, estructura, finalidad y fecha de aplicación. El objetivo es que esté disponible en verano, y a ser posible, a partir de junio. El documento se denominará certificado verde digital y permitirá probar que su poseedor ha sido vacunado contra la covid, ha pasado un test con resultado negativo o bien que se ha recuperado de esta enfermedad, con lo cual ya dispone de anticuerpos. Su función es facilitar la movilidad básicamente en el interior de la Unión Europea, objetivo que todos los países, pero especialmente los más dependientes del turismo, como España, buscan acelerar al máximo. La aplicación del pasaporte se espera para “antes del verano, quizás en junio”, dijo el comisario de Justicia. Habrá que superar las resistencias de algunos países, Francia especialmente, que temen que su aplicación pueda discriminar a las personas no vacunadas.