×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El crecimiento de los gastos de personal y la deuda contraída por la empresa después de que el Supremo le obligara a devolver a los trabajadores

El 5% de las retribuciones no abonadas durante tres años, no son causas económicas aceptables para justificar una reducción salarial. Así lo advierte una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que señala que, en el caso del crecimiento de los gastos de personal, dicha razón, no sólo no vale como excusa, sino que, además, "revela una falta de previsión empresarial inadmisible desde el punto de vista de la gestión económica de la sociedad y supone pedir a los trabajadores una rebaja de sus salarios para poder financiar los incrementos que generarán en el futuro por méritos propios".