×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Consejo de Europa aprueba una recomendación sin precedentes sobre el procesamiento de datos sanitarios en relación el sector asegurador, incluido los resultados de los tests genéticos.

Se trata, según el Consejo de Europea, del primer instrumento legal internacional en esta materia. Pretende, que “los gobiernos tengan el deber de garantizar que nadie es discriminado en base a sus características genéticas”.  La recomendación aboga por regular de manera estricta el uso de los datos relacionados con la salud de los asegurados, tanto por respeto a su derecho a la intimidad como para evitar que ciertas informaciones con el cliente o su familia acaben jugando peligrosamente en su contra.