×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Banco de España eleva hasta el 3,2% la previsión de crecimiento del PIB para este año,

Cuatro décimas más que su estimación anterior del mes de junio. A pesar de este buen dato, la previsión de déficit ha empeorado considerablemente (ocho décimas arriba) el incumplimiento del déficit público, que se situará en el 4,9% del PIB este año, cuando el pacto con Bruselas pone el límite en el 4,6%. Es decir, el descuadre sólo se reducirá en una décima respecto al dato de 2015. De cara a 2017 y 2018, la institución prevé una desaceleración del PIB hasta el 2,3% y el 2,1%, respectivamente, las mismas tasas que en junio, y atribuye esta ralentización a la "pérdida de pujanza" de algunos de los factores que han impulsado la actividad en la etapa más reciente, como la bajada del precio del petróleo y de los tipos de interés o la depreciación del euro.