×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El aumento de los impuestos y la recesión económica han podido ser la causa del cierre o la marcha de unas 200.000 empresas en Grecia.

Entre 2009 y 2014 los beneficios de las compañías griegas se han desplomado. No sólo por la caída de los beneficios, sobre todo por el cierre de empresas y la huida de una 60.000 firmas buscando otros países con un marco fiscal más laxo y con una economía más estable. Algunas empresas multinacionales también han decido abandonar Atenas. Como muestran los datos de KPMG, en 2010 el Impuesto de Sociedades en Grecia era del 20%. En 2015 el Gobierno de incremento este impuesto hasta el 29%.Los países que se encuentran cerca geográficamente de Grecia parecen estar encantados con esta política.