×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El 62,1% de los autónomos son contrarios a asimilar su base de cotización a sus ingresos reales al considerar que ello supondría un aumento de la cuota, según el barómetro de la organización de autónomos ATA.

Según datos, alrededor de un 85% de los autónomos (personas físicas) elige la base mínima de cotización. Según los cálculos de la asociación, unos 2,266 millones de autónomos se verían 'perjudicados' si tuvieran que cotizar en función de sus ingresos reales. Por otro lado, unos 550.000 autónomos tienen ingresos inferiores al salario mínimo (SMI), por lo que podrían salir 'beneficiados' y pagar algo menos a falta de concretar el nuevo sistema. Mientras que el resto tendría un salario cercano al SMI o ligeramente por encima. ATA es partidaria de no obligar a los autónomos a cotizar por sus ingresos reales, ya que es un colectivo muy heterogéneo, cuyos ingresos no son fijos, y la obligatoriedad de esta medida podría tener efectos negativos fiscales y recaudatorios.