×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

China marcó la pauta de la quincena de países de Asia Pacífico que este fin de semana culminaron la creación de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP),

el mayor tratado de libre comercio del mundo. Un acuerdo que supone un tercio de la economía global e incluirá un mercado potencial de 2.300 millones de personas pero que excluirá a Estados Unidos. El acuerdo rebajará los aranceles hasta el 90% y aborda asuntos como la economía digital, las inversiones y la propiedad intelectual, aunque no contiene regulaciones sobre los derechos laborales y el medio ambiente. Algunos expertos opinan que el tratado permitirá activar la economía y acelerar la recuperación tras el impacto de la pandemia de la covid-19 en los países de la región. Sin embargo, algunas organizaciones no gubernamentales han criticado la RCEP por dar prioridad a los intereses de las multinacionales y desproteger a los pequeños productores, principalmente en el sector agrícola.