×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Al ritmo de recaudación actual, habrá una desviación presupuestaria de 12.000 millones.

El IVA va camino de superar en casi 5.000 millones el presupuesto, pero es insuficiente para compensar los agujeros del IRPF (1.300 millones), Sociedades (2.000 millones), impuestos especiales (unos 150 millones) y, sobre todo, la Seguridad Social, que va camino de ingresar casi 14.000 millones menos de lo esperado este año. El IRPF es el más alejado de las previsiones. Hacienda esperaba ingresar con él 75.432 millones de euros y en diez meses se ha quedado en 61.791 millones. En términos relativos, el objetivo era aumentar un 5,5% la recaudación de 2015 y la realidad muestra una caída del 0,3% respecto al año pasado.