×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Una decena de comunidades prohíbe ya las estaciones de servicio desatendidas.

La semana pasada, todos los partidos de la Asamblea de Madrid instaron al Gobierno autonómico a establecer una norma que obligue a todas las gasolineras a contar al menos con una persona que atienda a los conductores. Madrid se convertirá así en la novena comunidad autónoma que pondrá fin en España a las llamadas estaciones de servicio desatendidas. Las restantes que han optado por esta medida son Navarra, Asturias, Baleares, Andalucía, Castilla-La Mancha, Aragón, Murcia y Comunidad Valenciana.