×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Trabajo endurece sus inspecciones contra las empresas por la desconexión digital en pleno auge del teletrabajo.

Los inspectores consideran que enviar correos electrónicos fuera del horario es "acoso" y piden multas de hasta 187.515 euros. La Inspección ha comenzado a abrir actas de advertencia a empresas por este motivo. Trabajo señala que esta situación "afecta a la conciliación de su vida familiar y laboral e intimidad debida". En un acta, el inspector propone que se califiquen los hechos como "muy graves" e invoca la normativa sobre supuestos de acoso.