×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Sólo cuatro de cada 10 euros de inversión extranjera que llegaron a España en 2018 fueron a parar a nueva producción de actividad.

El resto fue a parar a la compra de empresas por parte del capital foráneo, el porcentaje más alto desde el año 2008, según datos del Ministerio de Industria. Los economistas avisan que la inversión que más favorece a la economía es la de carácter productivo y no la que sólo implica un cambio de propiedad. No es lo mismo una inversión extranjera para instalar una nueva fábrica en España que la inversión extranjera para la compra de una empresa.