×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Mantener la distancia social en el transporte público pasará una factura de 3.300 millones de euros hasta final de año

Las medidas impulsadas por el Gobierno para evitar que metro, autobuses y Cercanías se conviertan en un foco de contagio por coronavirus en plena desescalada se traducirán en un fuerte descenso de los ingresos y alza de los costes, ya que consorcios y empresas tendrán que desplegar el 100% de su capacidad y reforzar algunas rutas para evitar aglomeraciones en estaciones y vehículos, donde sólo podrá haber dos personas por metro cuadrado o tener la mitad de los asientos ocupados. Más allá de que la capacidad esté limitada al 30 o al 50%, ATUC señala que la demanda apenas crecerá hasta el 25% en los próximos tres meses (actualmente ronda el 8%) por las restricciones.