×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los propietarios de aplicaciones móviles deberán hacer un nuevo esfuerzo legal y técnico para proteger su marca en Internet,

solicitando cuanto antes la terminación '.app', que ha entrado en fase de registro libre. Adquirir una terminación como .app no sólo es una operación de márketing, sino también una herramienta para proteger legalmente una marca. Que una empresa o desarrollador no registre esta terminación puede provocar "que un tercero se adelante e inscriba el nombre de dominio de la marca, pudiendo ponerlo en venta, o dar contenido o uso al mismo, infringiendo derechos de propiedad industrial o intelectual, e incluso cometiendo delitos".