×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los países de la UE alcanzaron este martes un acuerdo para reducir las emisiones de dióxido de carbono de coches y furgonetas en un 35% en 2030.

En una primera etapa, los fabricantes de coches deberán reducir las emisiones en un 15% en 2025 respecto a 2021, para dar un estirón en el siguiente lustro y llegar al 35%. El Consejo deberá empezar a negociar este miércoles con la Comisión y con el Parlamento Europeo, que aprobó la semana pasada que el recorte de gases sea del 40%.