×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los falsos autónomos están en la agenda política, con un intensivo plan impulsado por el Gobierno y la Seguridad Social.

Pero el problema de encajar los nuevos modelos de negocio con el mercado laboral continúa. Una de las claves que ayudaría a llegar a ese punto de entendimiento entre todas las partes serían los Acuerdos de Interés Profesional (API). Se trata de una figura que existe desde hace tiempo y que supondría un apoyo a los profesionales reforzando las condiciones del colectivo autónomo. Estos acuerdos permitirían llegar a un punto de entendimiento justo en el centro, entre los profesionales y las empresas.