×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los establecimientos hoteleros se incluyen en el grupo de negocios como restaurantes y tiendas que deberán estar cerrados por causa de fuerza mayor

una medida que ha sido reclamada por el sector para poder adoptar las medidas de ERE temporales y negociaciones con los propietarios de los edificios acerca del pago de las rentas. Sólo podrán seguir acogiendo turistas aquellos establecimientos turísticos de largas estancias que en el momento de publicarse esta orden alberguen clientes que se hallen hospedados de manera estable y de temporada. Otra de las condiciones para este tipo de alojamientos es que los clientes cuenten con las infraestructuras en sus propios apartamentos para poder llevar a cabo las actividades de primera necesidad, como la existencia de una cocina.