×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las empresas españolas se aprestan estos días a tomar medidas para afrontar la crisis del coronavirus

con las menores perjuicios económicos y sociales, limitadas por la legislación laboral. Estas medidas deberán planificarse y ajustarse a la gravedad de la situación en cada momento iniciando con la supresión de viajes a zonas epidémicas y acabando por prever la posibilidad de solicitar expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), como ha sucedido con Futjisu, al detenerse la producción por falta de suministros. Ericcson ha optado por el teletrabajo tras detectarse un positivo en su plantilla. Los laboralistas también recomiendan comunicar la finalización y retorno inmediato de los desplazamientos de aquellos empleados que se encuentren en alguna de las zonas consideradas como "área con evidencia de transmisión comunitaria". El listado, en continua actualización oficial, permitiría a la empresa tener un criterio objetivo para decidir y ordenar el retorno de sus trabajadores.