×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las compañías rediseñan su política de compensación: el 60% congelará los salarios y la mitad rebajará los incentivos

El horizonte es cambiante, como refleja el sondeo semanal que realiza la consultora PeopleMatters entre unas 150 compañías para medir la evolución de sus estrategias de recursos humanos. “Tras la oleada de ERTE por fuerza mayor, se han incrementado los expedientes por causas objetivas y ahora las empresas presumen que van a tener que abordar despidos individuales y colectivos y los están evaluando ante la gravedad de la situación económica”. Incluso las que viven un ERTE de fuerza mayor estudian el coste de devolver las cuotas a la Seguridad Social sufragadas por el Estado y de las posibles multas, añade. Para evitar llegar a los ajustes de plantilla, las organizaciones anticipan una congelación salarial. Tanto para 2020, en el caso de las que no han repartido todavía el incremento entre sus empleados, como para 2021. Y también un rediseño de sus políticas de compensación para ajustarse a la situación actual, que no es ni parecida a cuando las trazaron a finales del año pasado.