×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La UE recela de los ‘visados de oro’ por temor al blanqueo, pero 20 estados miembros los conceden.

España es uno de los países más exitosos a la hora de captar inversiones y solicitantes de visados de oro, un modelo que la Covid-19 somete a revisión. La pandemia ha reducido los viajes, pero está creando más demanda por los visados de oro, según diferentes expertos. El factor de la calidad sanitaria ha entrado en juego. “Los inversores (o peticionarios) han incrementado sus preocupaciones sobre aspectos de salud y quieren estar seguros de que el país que les interesa tiene las correctas instalaciones sanitarias, públicas y privadas, para asumir emergencias a gran escala”, señala a este diario un portavoz del Investment Migration Council, un lobby del lucrativo sector que gestiona la obtención de visados en todo el mundo. España ha recibido 6.500 millones de euros a cambio de otorgar 35.422 ‘visados de oro’, una forma extendida de captar inversiones que incomoda a la UE