×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La lectura final de los indicadores adelantados de PMI del sector manufacturero y de servicios confirma el miedo a un escenario recesivo durante 2019 para la zona euro.

El PMI compuesto se revisó al alza desde el 50,7 a 51 puntos, pero las encuestas a gerentes indican que los nuevos pedidos a fábrica disminuyeron al ritmo más fuerte de casi seis años y que el flujo de nuevos pedidos en el sector servicios se ha estancado. La debilidad de la actividad total se centró principalmente en Francia e Italia.