×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La inflación ha provocado una bajada del poder adquisitivo al final del segundo trimestre.

El Banco de España estima que la economía mantiene el ritmo de crecimiento y que el PIB está avanzando un 0,7% en el segundo trimestre del año, la misma tasa que entre enero y marzo. Se trata de una incremento anualizado del 2,8%, un avance todavía muy robusto y que solo supone una leve desaceleración después de tres años sumando crecimientos ligeramente superiores al 3%. Estas cifras están siendo impulsadas por la demanda interna, que a su vez se ve empujada por una creación de empleo que ha recobrado ímpetu.