×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La empleabilidad y ocupación en la población por encima de la edad legal de jubilación es en España casi cuatro veces menor en comparación con la media de estos países más desarrollados.

España se encuentra a la cola de empleabilidad en personas mayores de 55 años entre los países de la OCDE. Casi el 60% de los parados mayores de 55 años y 64 años son de larga duración. Las subidas en las tasas de empleo europeas han venido asociadas a un retraso sistemático en la edad de salida del mercado de trabajo de las cohortes de edad más avanzada: en las últimas dos décadas la edad efectiva de jubilación ha aumentado en 2,7 años para mujeres y en 2,3 años para varones entre los países de la OCDE. Esta evolución globalmente positiva responde a una combinación de procesos: el reemplazo generacional en las cohortes de mujeres, la mejora general en la salud y la mejora en el nivel educativo medio, a parte de la reforma en los sistemas de pensiones "de reparto" y el aumento en la compatibilización entre trabajo y pensión.