×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La decisión del Gobierno de Marruecos de impedir que la Operación Paso del Estrecho no tenga lugar por segundo año consecutivo puede tener unas consecuencias económicas incalculables para España,

dado la amplitud de sectores a los que afecta, y a esos más de 3.200.000 personas que atraviesan el territorio desde mediados de junio hasta el 15 de septiembre. Los primeros en hacer una seria advertencia fueron ayer los empresarios representados por la Asociación de Servicios Portuarios de la Bahía de Algeciras, señalando la "pérdida de millones" que supondrá para el enjambre de empresas españolas que trabajan para dar servicios a los buques que hacen esas rutas desde Algeciras y Tarifa.