×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La alcaldesa de Barcelona ha planteado cobrar un peaje para entrar en la Ciudad,

como medida adicional a las restricciones, a los vehículos más contaminantes en función de su efectividad, para atajar la contaminación. Lo de proponer peajes en las grandes ciudades es una propuesta que ya han estudiado e investigado desde hace meses organismos como Fedea, Seopan y el Consejo General de Economistas. Los vehículos más contaminantes, aquellos que no disponen de etiqueta ambiental de la DGT, no podrán circular por Barcelona a partir de enero de 2020. La alcaldesa considera que se deberá analizar si la reducción de la contaminación es suficiente a los seis meses de aplicación de esta medida.