×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La Agencia Tributaria tiene previsto poner en marcha la unidad de control de grandes patrimonios,

con un equipo de 200 funcionarios y que estará plenamente operativa el año que viene, para centralizar el control sobre los contribuyentes con patrimonios relevantes, su ámbito familiar extendido y su entorno societario. La Agencia Tributaria no fijará una cifra específica para determinar los patrimonios relevantes a reforzar el control, sino que se focalizará en las personas físicas con activos o flujos de renta "significativos", ha apuntado Gascón, quien ha indicado que "no se piensa en un asalariado que tenga tres cuentas en el banco y un inmueble al 50% con el cónyuge". Ha adelantado que, como proyecto a desarrollar en 2019, se contempla el lanzamiento de asistentes virtuales para las nuevas empresas, basados en inteligencia virtual, con un sistema de preguntas y respuestas para resolver dudas incluso a los contribuyentes que no tengan conocimientos tributarios.