×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Hasta septiembre de 2018, de las 1.906 solicitudes de autónomos para recibir la prestación por cese de actividad se denegaron más de la mitad, el 55,8%, y se concedieron 843 solicitudes.

Entre las comunidades autónomas que lideran estas solicitudes se encuentran Andalucía, Madrid y Cataluña. En 2017, el Estado recaudó 132 millones de euros por la prestación de cese de actividad de los autónomos que cotizaron por ella -alrededor de 400.000 trabajadores de los 3.250.000 autónomos afiliados al RETA-, de los que sólo se concedieron 17 millones de euros. El motivo de la baja aprobación de esta prestación, conocida como el paro de los autónomos, se debe a las duras condiciones exigidas por las Mutuas -encargadas de conceder esta prestación- a los trabajadores por cuenta propia, según justifican las asociaciones de autónomos.