×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

España recaudaría lo mismo a través del IVA con un tipo único del 10% frente al actual sistema,

que mantiene un tipo general del 21%. España tiene el IVA más ineficiente del entorno, con la segunda mayor brecha de tipos -solo superada por Chipre- en toda Europa. La configuración actual, con muchas exenciones y tipos reducidos, tumba los ingresos a tal nivel que permitiría alcanzar los mismos con un flat tax (tipo único) de menos de la mitad. La comparación de la recaudación de IVA de 2017 -63.647 millones de euros-, con el montante de beneficios fiscales -47.380 millones de euros- refleja el elevado coste recaudatorio de exenciones y tipos reducidos.