×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

España exige reciprocidad al Reino Unido en uno de los aspectos más sensibles del Brexit: el trato a los ciudadanos expatriados.

Sin un esquema británico equivalente, el marco español para los residentes británicos decaerá. Más allá de la cobertura que ofrezca, el esquema británico para obtener la residencia permanente tras el Brexit no es automático. Un total de 86.400 españoles han solicitado acceder a ese estatus blindado hasta el pasado 31 de agosto, según datos del Gobierno británico. Se trata de casi un 7% de todas las solicitudes europeas, lo que convierte a los residentes españoles en el quinto colectivo europeo más numeroso. El Ministerio de Asuntos Exteriores calcula que, de ese grupo, unos 70.000 ya han conseguido la residencia permanente, un porcentaje elevado (81%), pero no exhaustivo.