×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

España está entre los países desarrollados que más problemas económicos puede tener en el futuro por el envejecimiento.

Integra un grupo que se completa con Italia, Japón, Portugal y Grecia, según un informe de la agencia de calificación de deuda Moody’s. Sin reformas, viene a decir el documento, el crecimiento potencial de estos países caerá por debajo de cero en las próximas décadas. Para España y Grecia, los problemas comenzarán en la década siguiente, en los años treinta, en la que la deuda puede aumentar entre 20 y 40 puntos sobre el producto interior bruto (PIB) de ambos países. Para España, la previsión es que la deuda suba unos 25 puntos, hasta el 125% del PIB.