×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

En septiembre el paro sube en 22.801 personas y el empleo en 12.025 nuevos afiliados.

Septiembre es un mes tradicionalmente malo para el empleo en España por el fin de la temporada estival y este año no ha sido una excepción. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 22.801 personas respecto al mes anterior (un 0,6% más), alcanzando los 3.720.297 de parados;  373.745 menos que hace un año. 

La creación de empleo que refleja la afiliación a la Seguridad Social también ha sido positiva: frente a los144.997 puestos de trabajo que se perdieron en agosto, el número de cotizantes aumentó en septiembre en 12.025, alcanzando un total de afiliados de 17.712.021. Juan Pablo Riesgo, Secretario de Estado de Empleo, ha informado que el pasado mes se registraron un total de 1.907.000 contratos, un 6,2% más que en el mismo mes de 2015. De esta cantidad, 171.012 -un 8,97% del total- fueron de carácter indefinido, frente a 1.735.988 de contratos temporales

Por sectores, el fin de los contratos relacionados con actividades estivales explica el aumento del desempleo en los Servicios -que anotó 39.268 desempleados más- y en el Colectivo de personas sin empleo anterior (9.369). Por el contrario, el paro se redujo en Agricultura y Pesca -donde el inicio de la vendimia contribuyó al descenso del paro en 12.507 personas- Construcción (-9.984) e Industria (-3.345). 

Por comunidades, el paro registrado subió en 14 regiones, encabezadas por Andalucía (8.206 desempleados más), Cataluña (5.641) y Extremadura (4.174). Sólo en tres regiones las cifras fueron positivas: Castilla-La Mancha, donde se contabilizaron 9.498 desempleados menos; Madrid (-2.032) y La Rioja (-434).

Subió el paro masculino (4.134 hombres desempleados más) y el femenino (18.667) respecto al mes anterior y también aumentaron los jóvenes menores de 25 años sin trabajo (24.188 más, un 8,49).

Uno de los datos negativos de la jornada es el de la tasa de cobertura, que continúa cayendo. La cobertura del sistema de protección por desempleo en agosto (esta estadística va con un mes de retraso respecto a los datos del paro y la afiliación) fue del 58,2 %, un descenso de 0,7 puntos respecto a hace un año, lo que implica que casi la mitad de los parados (el 41,8 %) no cobraba ninguna prestación por desempleo. Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a finales de agosto 2.036.881 personas se beneficiaban de estas ayudas, lo que supone un descenso del 2,1% respecto al mismo mes del año anterior.