×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

En enero, el 89% de los vehículos eléctricos que se compraron fueron adquiridos por empresas

muchos por los propios concesionarios. La Comisión Europea y el resto de administraciones nacionales, regionales y locales están volcadas en que los ciudadanos compren coches eléctricos o híbridos enchufables, etiquetados como cero emisiones. Sin embargo, la realidad es que sólo uno de cada diez europeos está dispuesto a comprarse uno, según un informe. La reducción drástica, a 95 g de CO2 por kilómetro de media de las matriculaciones de este año, se impondrá a base de multas millonarias para las marcas que no cumplan. Algunos fabricantes reconocen que se puede dar el caso de que dejen de vender ciertos modelos de mayores emisiones para evitar las sanciones.