×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El sector del taxi calcula que desde que se decretó el estado de alarma su actividad ha caído entre el 70% y el 80%

“¿Cuánto tiempo vamos a aguantar así? Hay compañeros en una situación muy delicada, con préstamos pendientes y unos gastos mensuales fijos elevados. Lo peor es la sensación de inseguridad por el peligro del contacto con los clientes”, asegura el vicepresidente de la Asociación Nacional del Taxi (Antaxi). La facturación ha bajado de forma “alarmante”, pero aun así este colectivo se mantiene. El notable descenso de la demanda ha obligado a tomar medidas. Calcula que la flota activa se ha reducido a la mitad.