×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El negocio online para el reparto de comida a domicilio puede ser la esperanza para muchos locales, incluidos los de estrella Michelin

El sector de la hostelería sigue funcionando principalmente off-line. Sus niveles de digitalización son muy inferiores a los de otras áreas de actividad con mucho menor peso en la economía española. La tecnología necesaria existe y no es compleja de gestionar. Y abre muchísimas posibilidades de negocio a los restaurantes. Por un lado, está la entrega a domicilio basada en la geolocalización, pedir la comida a los restaurantes del barrio que están a una distancia razonable del cliente. La cena del sábado por la noche o un menú del día entre semana. Pero hay otras muchas posibilidades como la de que nos manden el chef a casa. O alternativas que todavía se están esbozando y que hace muy poco habrían sido impensables, como el negocio de la cuarta (envasados al vacío) y quinta gama (con tratamiento térmico).