×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El IPC general en el mes de abril es del 1,1%, una décima inferior a la registrada el mes anterior.

Los grupos con influencia negativa que destacan en el descenso de la tasa anual son: Ocio y cultura, que disminuye su variación casi dos puntos y medio, hasta el –1,4%. Este comportamiento es consecuencia, en su mayor parte, de la bajada de los precios de los paquetes turísticos, frente a la subida registrada en 2017. Hoteles, cafés y restaurantes, que presenta una variación del 1,6%, seis décimas inferior a la del mes anterior, debido en su mayoría a que los precios de los servicios de alojamiento suben menos en abril de este año que el mismo mes del año anterior. Vivienda, cuya tasa desciende dos décimas y se sitúa en el 0,8%, a causa del descenso de los precios del gas, que aumentaron el año pasado. Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, el incremento de los precios del gasóleo para calefacción, frente a la disminución de 2017, y la subida de los precios de la electricidad, que se mantuvieron estables el año anterior.