×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Gobierno suaviza su postura sobre la prórroga de los Ertes y la negociación del teletrabajo.

Por un lado, trabajar un solo día a la semana (el 20% de la jornada laboral) no será suficiente para que se considere teletrabajo y, por tanto, las empresas no tendrán que abonar los costes. Peró, por otro, también ha optado por reducir el periodo transitorio para que se adapten las empresas que actualmente cuentan con teletrabajo.