×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El déficit del Estado se redujo un 13,9% en el primer trimestre

Los datos hasta marzo apenas recogen los efectos sobre las cuentas públicas de la pandemia del COVID-19, cuyo impacto se reflejará en los próximos meses. Los recursos no financieros del Estado, que ascienden a 47.499 millones, han aumentado un 2,4% respecto al mismo periodo de 2019. Los impuestos y cotizaciones sociales alcanzan los 40.608 millones, lo que implica una ligera caída del 1,7%. Esta evolución responde, por un lado, al descenso de los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que bajan un 3,5%. Destaca el IRPF, que cae un 10,2%, compensado por el Impuesto sobre Sociedades, que aumenta en 710 millones, debido a una devolución extraordinaria realizada en 2019 sin correspondencia en 2020. Los impuestos sobre la producción y las importaciones disminuyen un 1% hasta los 27.719 millones, destacando el IVA, que desciende un 3,8% interanual, observándose en estas cifras los primeros impactos del estado de alarma. Por último, descienden las cotizaciones sociales un 1,9% por la progresiva sustitución de empleados activos con Régimen de Clases Pasivas, por otros con Régimen de Seguridad Social.