×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Consejo General del Notariado y Cepyme han interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional

Contra la orden del Ministerio de Justicia del 27 de marzo que aprobó los nuevos modelos para la presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de las empresas. En la orden se dispone que las personas jurídicas obligadas al depósito anual de cuentas en el Registro Mercantil tienen la obligación de identificar a las personas físicas que son titulares reales de acciones o participaciones de las mismas. Cepyme y los notarios intienden que ello entraña un “serio atentado al derecho a la intimidad de los pequeños y medianos empresarios”. A su juicio, el “gravísimo impacto” que la orden puede tener sobre el derecho a la intimidad de los cientos de miles de españoles que son titulares de alguna acción o participación societaria o que han constituido una pyme para desarrollar su actividad económica, y los “gratuitos riesgos” a los que se les somete, aconsejan la suspensión de su eficacia hasta que el proceso haya sido definitivamente fallado.